El estilo industrial, elegante y sin pretensiones

Este particular estilo, nacido en la década del 50 en Nueva York llegó para quedarse y vuelve a ser tendencia este año. Ferrocons te presenta algunos tips para perfeccionar espacios con arte, pero sin grandes pretensiones.

En la década del 50, algunos artistas neoyorkinos ocuparon viejas plantas industriales y las refuncionalizaron para transformarlas en hogares donde fluían la inspiración y la creatividad. Esto dio vida a un estilo arquitectónico simple y despojado que vuelve a ser tendencia en 2021 y que hoy en día conocemos como estilo industrial.

Techos altos, grandesles y estructuras al desnudo, son algunas de las principales características que definen a este estilo. Por eso, a la hora de diseñar un ambiente con esta impronta debemos pensar en una planta fabril, funcional, amplia, despojada de ornamentos y trasladarla al corazón del hogar.

Con un carácter bien definido y al mismo tiempo atemporal, el estilo industrial, también llamado Loft, ha sobrevivido al paso del tiempo (como los hierros, los ladrillos y las maderas que lo componen).

Este año vuelve a estar en el centro de la escena de la mano de una arquitectura sustentable que satisface las tendencias de diseño propio del mundo actual sin comprometer a las generaciones futuras.

Cuando hablamos de estilo industrial, hay elementos que no pueden faltar. El primero son las estructuras al desnudo. Las vigas, columnas y caños sin revestir o los ladrillos a la vista son sólo algunos ejemplos a tener en cuenta.

Además, la simplicidad de los materiales como el metal, el acero, el cemento, la madera y el cuero sumarán elegancia a la hora de armar una caja despojada, cuya escena se completará con una decoración minimalista.

El segundo elemento que debemos considerar son los colores y tonos: blanco, negro, gris, marrón, cobre son los preferidos. El objetivo es lograr ambientes sin estridencia, cuya amplitud e iluminación jueguen un rol central para conseguir un estilo sofisticado, refinado y moderno.

En tercer lugar, la gran aliada capaz de transformarlo todo: la iluminación. Grandes ventanales -fijos o con estructuras de hierro- permitirán el ingreso de mucha luz natural que será complementada con artefactos vintage, metálicos y / o de formas geométricas. Las lámparas de filamentos o estilo Edison son ideales para iluminar estos ambientes.

Por último, es importante pensar en la decoración para armonizar el espacio. El estilo industrial se lleva bien con lo rústico y el art decó; sin embargo, hay un estilo con el que se complementa a la perfección: el minimalismo.

Sugerencia: obras de arte y antigüedades suman carácter a la hora de definir el estilo, pero es fundamental no abundar en elementos decorativos para lograr una armonía fresca y sobria.

El estilo industrial propone áreas amplias y abiertas, sin tabiques ni separaciones. Living, cocina y comedor forman parte de un gran espacio cuya composición escuchará distinguir las zonas por su función.

El living es un lugar para descansar, compartir y disfrutar de momentos de creación e inspiración. Las líneas rectas y simples, combinadas con muebles reciclados y lámparas vintage, formarán un conjunto algo rudo y muy armónico. Este estilo atemporal, nunca pasa de moda.

SUGERENCIA: incluir mobiliario industrial en el living le dará un toque frío, despojado y práctico que, combinado con elementos neutros como pisos de porcelanato y sillones de cuero, otorgarán elegancia, modernidad y frescura al ambiente.

En la cocina, el diseño debe ser despejado y sencillo. Hacer foco en una isla con artefactos vintage y mucho acero inoxidable ayudará a lograr un equilibrio entre funcionalidad, calidez y belleza.

Consejo: al combinar elementos nobles podemos lograr un conjunto armónico.

Las vigas y caños a la vista se complementan a la perfección con mesadas negras, bachas de acero inoxidable, grifería adecuada, muebles de madera y pisos de porcelanato.

El detalle vintage se puede dar con una mesa de trabajo con banquetas restauradas.

A la hora de construir o remodelar, optar por el estilo industrial garantiza la combinación perfecta entre creatividad, diversión y placer. Es posible disfrutar de espacios amplios y sofisticados, en los que cada elemento adquiere relevancia a la hora de componer un conjunto sencillo, un poco rudo, muy moderno y elegante.

Fuente: La Voz